Libros y ediciones de colección.

«Los locales emblemáticos como patrimonio cultural; o los estragos de un plan urbanístico abocado al fracaso»

librería_sant_jordi

Fragmentos del artículo  «Los locales emblemáticos como patrimonio cultural; o los estragos de un plan urbanístico abocado al fracaso»

«La Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) amenaza la supervivencia de otro de los lugares culturalmente emblemáticos de Barcelona. Esta vez se trata de laLibrería Sant Jordi, pequeña y muy singular librería con más de 30 años de antigüedad.»

«Establecimientos que no sólo representan un legado arquitectónico para la ciudad, sino que son el ejemplo vivo de las formas de comerciar, trabajar, vivir y convivir de una Barcelona que va borrando poco a poco muchos de sus rasgos distintivos

«La indignación, la impotencia y el desánimo que nos provoca ser testigos de cada una de las “defunciones” de estos locales, está centrada precisamente en nuestra búsqueda constante de modelos sostenibles y contemporáneos. En nuestra inquietud por encontrar prácticas coherentes con la realidad más rabiosamente actual en lo que a emprendimientos vinculados a la cultura se refiere. La larga lista de locales que han ido muriendo a causa de la entrada en vigor de la LAU no puede entenderse de otra forma que no sea bajo el prisma cultural. Es imposible, a nuestro entender, que una nueva vía para el desarrollo de proyectos de innovación que se pretenden emprendedores se impulse sin darle valor al patrimonio intangible y material. Es imposible, según entendemos, que se reactiven actividades o se regeneren nuestras sociedades si no damos un lugar de privilegio a lo que nos precede.»

«síntoma de un modelo de explotación empeñado en esfuerzos para la generación de ingresos a corto plazo. Un modelo que se muestra incapaz de prever el desarraigo cultural, la homogenización y el vaciado de contenido al que se está condenando una ciudad que sólo con sus activos histórico-culturales tendría para competir con las grandes capitales turísticas de Europa.»

«La invitación es, de alguna forma, no sólo a incidir sobre el destino de un local necesario, particularísimo y rico en capital cultural como sólo lo puede ser una antigua librería; la invitación es también a insistir en la puesta en valor de los espacios que, como nosotros, hacen ciudad, ciudadanía y cultura.»

gràcies!!

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.